Aidan

Ese día me despertó temprano la llamada. Era una voz repentina y algo temblorosa, le escuché decir que él había muerto anoche alrededor de la una de la madrugada. Cuando terminó de hablar, ―lo cual fue pronto― yo respondí con un «de acuerdo» y me dejé caer sobre la cama. Me quedé absorta una hora…

Rosas por la noche

…y atravesaste océanos para a mi poder llegar, has llegado para estremecer a este corazón maltrecho, y la geografía, que despiadada castigaba mi esperanza y que de mi amor se burlaba terminó muerta pues tú, amar de amares la asesinaste con esas cuchillas que tienes por ojos, y qué amable fuiste al nunca usarlas contra…

Ezquizofrenia

La ilusión que se despierta, que se despierta junto a mí, lucidez perezosa que te alejas; cuerpo que eres tan débil, y yo fuera de ti; junto a ti, mil demonios que pululan en mi cabeza, mariposas en las fauces del felino; te oigo llamarme, mi nombre hace ecos en mis oídos; mi dura coraza…