Petición

Me acecha sin yo advertirlo, su mirada, su aliento de tinieblas que arrasan mi luz, su hedor poderoso que empuja mis emociones al acantilado de la desesperación, yo sostengo mi umbrela mientras cae la lluvia y las gotas atraviesan y se deslizan por mi rostro y mi pecho. Oh mador, oh ceniza impoluta del infierno…