Despedidas

Aún cuando respiro, el aire puro se espesa en mi sangre, El oxigeno se descompone en veneno dentro de mis pulmones. Es la pena atroz de no sacarte de mi mente. Debo estar enfermo, quizá me gana el delirio y la cobardía, Pues no sé cómo decirte lo que siento. Me siento atrasado en el…

El volumen del aburrimiento

¿Qué hacer cuando todo fue hecho? Sueñe, usted siempre debe soñar, Soñar hasta que pueda percibir el Sabor de sus sueños en el paladar Soñar… hasta que crea que está soñando. Joaquín Toro

El deseo

Hay fuego en mi sangre, corriendo cual ladino travieso, amenaza con fineza quemar todos mis arsenales dando rienda suelta al descontrol, se abre mi apetito sensual haciéndome sonar como las campanas de la iglesia, cuyo llamado me es negado por ser el pecador que soy. Mis palabras son voraces a su silencio, cada una de…

Mientras te amé en silencio

Yo hice un boceto de su rostro, Un ensayo de su mente, Un poema con su cuerpo que tallé en reluciente caoba Grabé sus palabras de amor en una tablilla de mármol, las leí con impetuosa alta voz y las retoqué con cincel cada año Esculpí en yeso sus atributos, soplé con delicadeza cual viento…

Del colgado al verdugo

Antes de que llegara el alba, ya estaba ansioso e ilusionado como de costumbre, pero al enterarme de lo que mi instinto me hizo creer era cierto, fue como si la muerte se hubiese parado sobre mí. Mis huesudas y crujientes rodillas perdieron fuerza y temblaban como nunca, mis manos, sin embargo, se mantenían fuertes…

Anatomia del amor

Más cerca, enloquezco, más lejos, aquí aguanto, más cerca, me congelo, más lejos ardo en llanto; más cerca me asfixio, más lejos cómo duele. Es la distancia, es este demonio que me posee; es este silencio tortuoso que famélico se traga mi calma; es este espacio inadmisible, justificado en la cordura, es mirar el ámbar…