Inocencia

ENTRE SOMBRAS: TERROR Y SUSPENSO

rosana-de-napole-lluvia

La vida de Joshua era tan apacible, tan deliciosamente cómoda y libre de preocupaciones propias del mundo adulto. Su entrañable cuerpecillo adolescente, independiente y a la vez carente de experiencia sostenía una existencia casi envidiable. Era un chico bueno.

       Cada mañana, Joshua salía de su casa camino al instituto. No era posible decir que alguien de su edad no tuviese aún la madurez esperada, pero había algo en su cuerpo, en sus ojos y el resto de su ser que lo convertía en una criatura frágil, de maneras relamidas y entendimiento pueril. Si bien sus compañías eran escasas, aquella tarde tan oscura fue el pedal que impulso su corazón.

       Flanqueó la calle durante tres cuadras, tres malditas cuadras que, con su mutismo proveniente de plantas y flores terriblemente devotas de la soledad no hicieron más que abrirle el apetito de algo hermoso y en verdad vivo…

View original post 2,323 more words

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s